Feb 17, 7 años ago

CAMBIANDO DE TERCIO: A POR HERRERAS


Warning: Illegal string offset 'top' in /furanet/sites/humbertogacioworldfishing.com/web/htdocs/wp-content/themes/sportedge/single.php on line 108
http://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR101.jpgCAMBIANDO DE TERCIO: A POR HERRERAS

Con la llegada del otoño, se anuncia la retirada de los grandes bancos de doradas que suelen frecuentar nuestras costas, días en los cuales si tenemos la suerte de coincidir con un día de actividad, o un rato incluso del día, podemos hacernos hasta con un buen número de ellas.

Estos días pueden variar un poco dependiendo de la climatología del año, pero generalmente, con las lluvias y temporales del mes de octubre, el acortamiento diario de las horas de luz y el enfriamiento progresivo de las aguas, provocan que poco a poco vayan retirándose las doradas y den paso a otras especies, que también pueden hacernos disfrutar mucho algunas jornadas, como es el caso de la herrera. Incluso hay días que podemos tener la suerte de capturar ejemplares de ambas especies.

Pues bien, cuando ya las capturas de doradas son muy puntuales, y cada vez son más los días de inestabilidad atmosférica, es hora de renovar las líneas de nuestras bobinas, apostar por líneas finas como el 0,12 y el 0,14 y dedicar algunos de estos días del otoño a la búsqueda de herreras, pues si andamos acertados podemos hacernos con un buen ranchete de ellas.
De este modo, una vez repuestas las líneas finas de mis carretes, y comprado fluorocarbono para las tragaderas en diámetros más finos aún de los que suelo utilizar para las doradas (0,18, 0,20 y 0,23) decidí escaparme algún día para intentar tentarlas.

Después de un temporal de primeros de octubre, ya empecé a escuchar rumores y comentarios de amigos de que ya estaban haciéndose algunas pescatas de herreras, aunque con el temporal habían vuelto a aparecer las algas y hacía más complicada si cabe su pesca.

Sabido este hecho, pillé los prolongadores y encargué un buen número de cajas de catalanas a Manu de Riomar (Leaderpesca) y partí rumbo a la playa de nuevo en compañía de mi novia y su prima, que no querían perder su moreno de piel todavía.

Al llegar a la playa, veo que son ya muchos los pescadores que se encontraban allí, pero también observé que debajo de cada pincho había una montañita de lechugas… ¡dichosas algas!.

Tras conversar con alguno de ellos antes de montar el equipo, casi todos coincidían en que de momento no dejaban pescar, pero que con la pleamar suele haber un rato en que desaparezcan y entonces den la cara las herreras.


Así, y como ya me había pasado en otras ocasiones esta temporada buscando doradas, tuve que tomarme la jornada con paciencia y esperar con fe la hora del repunte de la pleamar, para ver si en ese rato tenía suerte y podía hacerme con algunas de ellas, ya que hacía tiempo que no les veía la cara.
A medida que iba subiendo la marea e iba cogiendo profundidad la playa, me di cuenta que la mancha de algas se acercaba cada vez más a la orilla y que si podía salvar con el hilo más alto la primera ola, quizás pudiese comenzar a poder pescar. Así que pillé los prolongadores y probé a lanzar una de las cañas, a ver qué sucedía.

No habrían pasado ni 15 minutos cuando detecto que se había destensado un poco, no marcaba el puntero la tensión que debiese, se me había quedado la “caña tonta”, como solemos decir. De camino hacia ella imaginaba más que fuese debido a las algas a que fuese provocado por la picada de un pez, aunque tras pocas vueltas de manivela noto que es un peso vivo, que algo cabecea un poco al final de la línea. Efectivamente, al poco tiempo una pequeña herrera asomaba tras una moña de algas. Al ver su pequeño porte y que podía ser desclavada con facilidad decidí soltarla de nuevo.
Muchos de los pescadores desistieron y se marcharon, pero otros, al igual que yo decidieron esperar creyendo que la cosa cambiaría.
A lo lejos, observé como uno de ellos también estaba sacando una, así que dije eah… ¡ ya están aquí… manos a la obra!!.
Monté el resto del equipo y le dije a mi novia que se animara, que pronto saldrían las deseadas herreras.

Y así fue, en una hora y cuarto escasa que duró la actividad logré hacerme con 7 herreras de porte considerable (y algunas más pequeñas que también solté) además de una baila.

Alguna de ellas, presentaron una lucha bonita y arriesgada, ya que con filamentos como el 0,12 y un poco de algas ya la cosa se complicaba.

A los pocos días, y manteniéndose las mismas condiciones atmosféricas durante la semana, decidí probar de nuevo donde mismo, aunque en esa ocasión el poniente de por la tarde fue un poco más fuerte, alejó más las algas de la orilla y dificultó aún más la cobrada de las capturas, perdiendo algunas de ellas en su intento. Aunque aún así fui capaz de hacerme con otras 6 más, que al día siguiente hicieron delicia los estómagos de mi madre y abuela, que les encanta esta especie.
No pasaron ni 2 semanas, aunque ya bien metidos en el mes de noviembre, cuando Humberto y yo planeamos escaparnos otra jornada, a la cual también se sumaría Antonio Paguillo.
En esta ocasión llegué yo al pesquero con mi novia un poco antes que ellos. Muy ilusionado y dispuestos con todo tipo de materiales para la ocasión, monté mi equipo y lancé las cañas, aunque me escamaba ver que me encontraba sólo en toda la playa. Nada más terminado de montar y lanzar, ya asomaban mis compañeros por la entrada, que miraban con atención como mis cañas se arqueaban simultáneamente. En pocos minutos ¡habían pillado una gran moña de algas!.
En esta ocasión, con la mar en calma y cercano al momento de la pleamar y viendo que las algas estaban lejos de la orilla, decidimos abandonar el pesquero y probar suerte en otro escenario y tomarnos el día de relax. En esta ocasión se ha cumplido el dicho de 2 de cal y 1 de arena!!. Como sabéis, estas decepciones son frecuentes en la pesca, pero no por ello debemos tirar la toalla, puesto que como dice otro refrán bastante cierto: ¡el que la sigue… la consigue!.
Espero que la narración de estas jornadas os haya entretenido y os pueda servir de aprendizaje. En este sentido también encontraréis artículos más específicos de cómo tentar las distintas especies en el apartado de la web de artículos, y la gran mayoría de ellos también han salido publicados en revistas como Pescamar.

Un saludo y buena pesca.

Sergio Pérez.

humberto

Share "CAMBIANDO DE TERCIO: A POR HERRERAS" via

7 han comentado

Deja un comentario
  1. 18 febrero, 2014
    Hola estuve pescando el viernes y sacamos 9 herreras que en Guipúzcoa las llamamos erlas una de ellas peso 1'300 la arena es el mejor cebo para las herreras?? Responder
    • 25 febrero, 2014
      Buenas Adrián!! Buag!! buen herrerón......pues si uno de los mejores sin duda junto al muergo pelado y la chirla en mi opinión. Un saludo y buena pesca. Responder
  2. 18 febrero, 2014
    Muy buena sergio, aunque las algas lo pusieron dificicil algunas se dejaron ver, haber si en una de estas coincidimos, un abrazo. Responder
  3. 18 febrero, 2014
    Muy bonito este post Sergio, pues la pesca de la Herrera me encanta!! Lastima que se tenga que ir uno del pesquero por las malditas algas...pero asi es la pesca Responder
  4. 20 febrero, 2014
    Buen reportaje con las Herreras Sergio.Que añito de algas, pero nada amigo,no hay quien te pare. Ya tengo ganas de echar un escapadita de pesca contigo. Un abrazo Responder
  5. 27 febrero, 2014
    Buenas a todos!! Pues si vaya añito de algas!! Y como llegan a complicar la pesca y desquiciarnos!!! Pero bueno más cansinos seremos nosotros! Jejeje pues si Pedro y Manolo, esta temporada habrá que echar alguna jornada juntos!! Un saludo a todos Responder
  6. 8 marzo, 2014
    Buen post Sergio!! buena jornada sin duda!! Saludos Responder

Deja un comentario

Más en Actualidad Agua Salada
Ene 31, 4 años ago

TEMPORALES Y SARGOS

TEMPORALES Y SARGOSEn primer lugar me gustaría disculparme con todos ustedes por que estoy ocupado con la creación de un nuevo proyecto, por fin mi propia tienda de pesca, muy especialmente a los que no he podido responder las consultas o los ...

Abr 3, 5 años ago

DE PESCA CON SERGIO HARILLO!!

DE PESCA CON SERGIO HARILLO!!Hola amigos, nuevamente empezamos a rodar después del paroncito que tuvimos la pasada temporada por varios motivos en esta web, vuestra casa y con muchas ganas de volverme a sentar delante del ordenador para contaros otra de mis batallitas a ...

Dic 28, 5 años ago

EN INVIERNO……ROBALOS!!

EN INVIERNO……ROBALOS!!Hola amigos, me gustaría comenzar este post pidiendo disculpas a todos los colaboradores y seguidores de esta web por estar un poco desaparecido en estos meses atrás pero me hacía falta un parón en todos los aspectos.