Abr 3, 7 años ago

SALVANDO CONTRATIEMPOS!!


Warning: Illegal string offset 'top' in /furanet/sites/humbertogacioworldfishing.com/web/htdocs/wp-content/themes/sportedge/single.php on line 108
http://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR110.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR110.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR110.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR110.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR110.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR110.jpghttp://www.humbertogacioworldfishing.com/wp-content/uploads/CONT-ENTR110.jpgSALVANDO CONTRATIEMPOS!!

Pues bien amigos, en esta ocasión quisiera narraros la aventura de una jornada de surfcasting buscando doradas pero con algunos contratiempos.

Se trataba de una mañana de un domingo a finales ya del mes de Septiembre, cuando decidí (aunque no con mucho entusiasmo) montar los bártulos en el coche y recoger a mi novia para echar unas horas de playa, de esta manera yo saciaba el monillo que tenía de pinchar alguna dorada más (ya que la temporada de doradas estaba finalizando) y mi novia el mono de tomar el sol.
A sabiendas que tenía mucha probabilidad de que hubiese algas en la zona a la que me dirigía, tras mirar el tiempo y la tabla de mareas, observé que la pleamar era a las seis menos cuarto de la tarde, y que con la entrada de la tarde el viento de sur iría aumentando su fuerza progresivamente. Este hecho por una parte me gustaba, ya que por las experiencias de otras jornadas, ese tipo de vientos y horarios de mareas solía ser fructífero, aunque por otro era consciente de que si había algas esas condiciones harían aún más complicada la jornada de pesca (por no decir imposible).
De este modo, metí los prolongadores para los pinchos en la funda y no decidí madrugar, ya que con mucha probabilidad sólo pudiese pescar alguna hora del repunte de pleamar.
Sobre las 10 de la mañana recojo a mi novia, compramos de camino los bocatas pertinentes y emprendimos marcha hasta la playa. De camino, no paraba de rondarme por la cabeza el tema de las dichosas algas, ya que en muchas ocasiones acaban por desquiciar a los pescadores y desistir en el empeño de pescar (con las consiguientes roturas de bobinas, pérdida de aparejos, puentes, plomos, etc..).
La llegada al pesquero se produjo sobre las 11:15, y de camino a la orilla estaba impaciente por ver el estado del mar.

He de decir, que la primera impresión no fue mala, soplaba viento de noreste que había dejado el mar en calma y con el agua clara. Así, con mucho entusiasmo y rapidez monté los equipos y encarné las tragaderas mientras mi novia montaba el tinglado.
Tras los lances respectivos, me coloco junto a una de las cañas para observar si arrastraba el plomo o se arqueaba el puntero debido a las algas, y tras diez minutos observo que no, que permanecían rectas y pescando. De camino por la butaca, tras mirar el reloj, me doy cuenta que se estaba produciendo en ese momento el repunte de la bajamar. Este hecho hizo que se me pasase por la mente un mal presagio para las próximas horas, ya que el hecho de que no hubiese algas podría ser puntual, y que posteriormente, con las corrientes de la subida, podrían volver y dar la lata…
Y así fue…, no había terminado de comerme el bocadillo cuando observo que uno de los punteros cabecea para la derecha y que en la cresta de la ola, donde entraba el sedal en el agua, se agolpaba ya una moña de algas.
Me dirijo rápidamente hacia la caña y al tensar noto que pesa más de la cuenta y que el aparejo se había desplazado muchos metros a la derecha. Tras una lenta y arriesgada recogida noto como mientras más se acerca el plomo a la orilla, el peso y la dificultad para recoger es mucho mayor, temiendo una muy posible rotura del sedal, ya que ilusionado había montado dos bobinas con el 0,14. Al final, después de 10 minutos de lucha consigo acercar el puente y sacar el aparejo tirando con las manos, ya que en el nudo del puente se había pillado una buena moña y me impedía recoger. De camino hacia la otra caña observo que ésta está ya aún peor que la anterior, la corriente había arrastrado el aparejo hasta casi la orilla y se dibujaba un largo cordón de algas pilladas en el hilo. Apenas unas vueltas de recogida y la tensión hizo que rápidamente partiera el sedal. (primera bobina rota…).

Desilusionado, decido probar a montar el prolongador y seguir insistiendo con una sola caña y manteniéndome al lado de ella, para nada más notar que pillase algas recogerla rápidamente. De este modo observé que aguantaba un poco más, aunque no sirvió de mucho, ya que las algas estaban lejos, y por muy alto que mantuviera el sedal, las pillaba en el plomo.
Tras varios intentos, en una de las ocasiones que venía prendida una pequeña mojarra del anzuelo y la recogida fue más lenta, de nuevo se me formó una buena pelota que no pude acercar hasta la orilla. De nuevo me partiría el sedal. (2ª bobina rota…).
Al ver esto, decidí desistir y subir el equipo hasta la sombrilla y tumbarme un rato en la toalla con mi novia. Desde allí observamos que había mucha gente por la orilla hurgando y escarbando con los pies buscando coquinas. Al poco tiempo mi novia me refirió y me dijo: oye, ¿ya que no vamos a coger doradas por qué no le llevamos a mi madre aunque sea una tapita de coquinas? Jejejej … y así fue, aprovechamos que todavía estaba baja la marea y pillamos unas cuantas para la cena.
Tras varias horas de calor bajo la sombrilla, veo que gira el viento y el viento de sur empieza a soplar con más fuerza, y también cómo muchos de los pescadores que llegaban o aún lo intentaban, decidían marcharse y dar por imposible la jornada.
Hacia la cuarta hora de subida, y tras ver como el viento estaba dejando el mar como ami me gustaba, decido montar una bobina del 0,16 y volver a probar con una de las cañas y lanzar algo más cerca. De este modo compruebo que al menos 15 ó 20 minutos me dejaba pescar, el viento estaba acercando la mancha de algas hacia la orilla, por lo que el inconveniente se encontraba en los últimos metros de recogida.

En uno de los intentos, decido retirarme del lado de la caña y volverme a la sombrilla con mi novia, la cual me reclamaba insistiendo que no podría pescar. Cuando bajo a hacerle una revisión a la caña, veo que está recta y destensa, y me hizo pensar que podía tratarse de un pez que hubiese destensado. Tras varias vueltas de manivela, al tensar noto que de nuevo a pillado algas, pero que hay algo que cabecea al final. La recogida tuvo que ser lenta y tras varios minutos debatiéndose en la última ola, prácticamente ya fuera del agua, veo como se despincha una zapatilla de unos 600 grs, la cual traía toda la frente plagada de algas.
Este hecho, más que desilusionarme, me motivó, y rápidamente monté la segunda caña , y esta vez sí quedarme junto a ellas, para nada más detectar una picada recogerla rápidamente para que no pillara muchas algas. Y así fue, a los pocos minutos la caña se arquea un poco y se destensa, rápidamente voy a por ella y efectivamente algo había clavado. Tras notar que no se trataba de una pieza muy grande, decido apretar el freno y recoger rápido para subir el aparejo y el pez a la superficie y así salvar la mayoría de las algas. Esta vez si logré dejar la captura en la arena. En esta ocasión se trataba de un sargo de unos 400 grs.
De nuevo, encarno una gusana catalana y vuelvo a lanzar, cuando al poco tiempo la otra caña se queda recta. Esta vez, nada más clavar noto los cabeceos, se trataba de una dorada de mejor porte que la que se había desclavado antes. Con algo más de precaución pero sin tregua repito la operación de recogida rápida sin apenas freno. Al poco tiempo logro cobrar la primera dorada del día, que rondaba el kilo de peso. Con prisa hasta la nevera pensé … ¡ya están ahí! No va a ser fácil sacarlas, pero están ahí!!. Así decido montar una tercera caña, en la que montaría un 0,18 y se la destinaría a mi novia, que entusiasmada me miraba, y desde que se sacó la licencia intento que vaya haciéndose con las maneras del surfcasting, ya que luego bien que le gusta comerse las doradas!!.

En pocos minutos, y con el repunte ya de la pleamar notándose en las corrientes, logré sacar otro par de doradas de igual porte que me alegrarían la tarde y compensarían el empeño mío contra las algas.
Cuando todo estaba mejor, y me disponía a sacar la cuarta dorada, que me hizo casi desplazarme un centenar de metros hacia la derecha, ya que me dio más guerra que las anteriores y pilló más algas el aparejo, veo como a lo lejos mi novia me advierte que una bolla suelta de un trasmallo viene a la deriva rápidamente acercándose hacia mis cañas. Ante esto, le pido el favor que se metiese en el agua y nadase hasta ella para evitar que pillara mis hilos y me los enredase y cortase.
Aunque no muy entusiasmada, aceptó y se metió en el agua a por la bolla, ya que veía que yo estaba muy liado cobrando otra dorada y no me daría tiempo a llegar y apartarla yo. Tras varios minutos con precaución acercando la bolla hasta la orilla, noto que ya había pillado los dos hilos, y que esta vez me tocaba otra lucha pero con una bolla!!. (maldita bolla perdida….).
Video captura
Al final, tras casi 20 minutos intentando que no partiese las líneas, al ver el gran enredo que había y la fuerte corriente que se estaba metiendo, incrementada por la fuerza del viento, decido cortar las dos líneas y apartar con frustación la bolla bien lejos de la orilla. (4 bobinas reventadas….)
Mientras montaba de nuevo los equipos, noto que cada vez el viento era más fuerte y de nuevo se asomaban manchas de algas cada vez más lejos. La marea estaba ya bajando y las corrientes cada vez más volvían a hacer efecto. A este hecho, había que sumar que ya me había quedado sin bobinas de hilo fino, y que esta vez con un 0,20 y un 0,22 no me iba a ser nada fácil dejar las cañas en acción de pesca evitando las algas.
El tiempo que estuve desatendiendo la otra caña, montando las nuevas bobinas y aparejos y empatillando las nuevas tragaderas fue suficiente para arrastrar de nuevo el aparejo y pillar una buena mecha de algas, que al final, ni con el 0´18 fui capaz de sacar sin partir. Esta vez por el nudo del puente… (5ª bobina reventada….).
Tras esto, y ver que el mar cada vez estaba más embravecido, decidí dar ya la jornada por finalizada.
De esta jornada con sabor agridulce (por la pérdida de materiales), en la que si no hubiese tenido tantos contratiempos hubiese sido capar de apañar alguna pieza más, debo destacar que con empeño y algo de sabiduría sobre los materiales a emplear en estas ocasiones, pueden salvarse jornadas que muchos pescadores dan por imposibles.

En este sentido quiero dedicar estas 4 capturas a mi novia Inma, que fue capaz de soportar un día de fuerte viento y colaborar conmigo en lo posible para que la jornada no fuese aún más desastrosa. Y animaros a que tengáis paciencia y mostréis empeño y fe, ya que, aunque no siempre, el mar puede recompensarnos en un día de contratiempos.

Saludos y buena pesca a todos.

Sergio Pérez.

humberto

Share "SALVANDO CONTRATIEMPOS!!" via

3 han comentado

Deja un comentario
  1. 7 abril, 2014
    enhorabuena sergio precioso relato, ya vamos a tentar a las rubias, un abrazo. Responder
  2. 7 abril, 2014
    Muy bonita y complicada esa pesquera, por todos los inconvenientes que tuviste a lo largo de ésta jornada, así que enorabuena, un saludo y buena pesca que ya las tenemos cada vez mas cerca!!! Responder
  3. 9 abril, 2014
    Muchas gracias compañeros! Pues si después d los contratiempos me supieron a gloria, aunque no fuesen de muy buen porte pero pude quitarme el mono.... Un saludo y a darle caña que ya alguna ronda x aki!! Responder

Deja un comentario

Más en Actualidad Agua Salada
Ene 31, 4 años ago

TEMPORALES Y SARGOS

TEMPORALES Y SARGOSEn primer lugar me gustaría disculparme con todos ustedes por que estoy ocupado con la creación de un nuevo proyecto, por fin mi propia tienda de pesca, muy especialmente a los que no he podido responder las consultas o los ...

Abr 3, 5 años ago

DE PESCA CON SERGIO HARILLO!!

DE PESCA CON SERGIO HARILLO!!Hola amigos, nuevamente empezamos a rodar después del paroncito que tuvimos la pasada temporada por varios motivos en esta web, vuestra casa y con muchas ganas de volverme a sentar delante del ordenador para contaros otra de mis batallitas a ...

Dic 28, 5 años ago

EN INVIERNO……ROBALOS!!

EN INVIERNO……ROBALOS!!Hola amigos, me gustaría comenzar este post pidiendo disculpas a todos los colaboradores y seguidores de esta web por estar un poco desaparecido en estos meses atrás pero me hacía falta un parón en todos los aspectos.